Seco de Carne

Tenía ganas de comer algo hogareño, un plato que recuerde mi infancia. Tal vez por romanticismo o por que los sabores nos trasladan con sus recuerdos, yo que sé. En resumen, estaba antojada de una receta de esas que preparaban mi mamá o mi abuelita, así que me decidí por un seco.

Y sí, esta receta me recuerda a mi madre, que siempre cocinaba delicioso y sin mayores complicaciones, ya que el día era muy corto y las obligaciones muy largas. Por eso mismo, en mi casa el seco llevaba verduras y solo lo acompañábamos con arroz. Suena simple, pero la verdad, ¡Estaba buenísimo!

Así que recordando mis sentimientos infantiles, hoy he querido compartir esta receta de seco con zanahorias, para la cual utilicé babilla, que no necesita demasiado tiempo de cocción para estar suave.

Sin embargo, tendremos que tener encuenta la carne que utilicemos, ya que según el corte que escojamos, el tiempo de cocción necesario cambiará.

Dificultad: media

Raciones: 4

Ingredientes

600 gr de carne de ternera

1 atado de perejil

1 atado de culantro (cilantro)

1 cebolla roja

2 dientes de ajo

4 papas medianas (de preferencia amarilla)

1 zanahoria mediana

1 puñado de guisantes

1 chorrito de aceite

1 cucharada de pasta de ají amarillo

Caldo o agua

Sal al gusto

Preparación

Con ayuda de una licuadora, trituramos rapidamente el perejil y el culantro con un vaso de agua.

Colamos y reservamos el agua y lo que queda en el colador. (Por separado)

Picamos finamente la cebolla y el ajo.

En un cazo, sofreímos las cebollas y el ajo con un poco de aceite hasta que estén transparentes.

Añadimos la carne y dejamos que se dore.

Incorporamos el ají junto con el culantro y el perejil licuados (La parte solida). Sofreímos unos minutos.

Agregamos el caldo y el agua que nos quedó al licuar el culantro junto con un poco de sal. Dejamos hervir a fuego bajo hasta que la carne esté suave.

Agregamos la zanahoria cortada en rodajas, junto con las papas.

Cinco minutos antes que estén las verduras, agregamos los guisantes.

Rectificamos la sal si fuera necesario.

¡Listo!

Servimos con un poco de arroz blanco.

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s