Estofado de Pollo

Esta es una de esas recetas de toda la vida, una receta de la abuela y que, si nos fijamos un poco, descubriremos que cada hogar tiene su propia forma de elaborar este plato, por el que podemos encontrar elaboraciones con ají, con paprika, con tomillo, con vino, sin vino, etc. En sí, todo dependerá del lugar y la casa donde lo preparen.

 Pues bien, así como cada uno tiene su propia versión de este guiso, hoy les quiero compartir como lo preparo en casa, como se imaginarán lo aprendí de ver y de ayudar a mi mamá a prepararlo, que por cierto es una de sus grandes especialidades, por lo que disfrutaba muchísimo los días que tocaba estofado de pollo para comer. Sin darme apenas cuenta aprendí la receta tal cual la hacia mi madre y que con el paso de los años y los viajes se fue modificando sin que llegara a percatarme, hasta terminar convirtiéndose en mi propia versión de este estofado y que, hoy en día, aunque son dos platos muy parecidos, cada uno tiene su propio estilo y carácter.

Por otro lado, esta receta me encanta porque no hay complicarse la vida buscando ingredientes en el mercado, ya que sus ingredientes principales son tan básicos que es muy fácil tenerlos en casa, y si te animas puedes tener en cuarenta minutos  un delicioso plato listo para la comida, en si todo lo que podemos querer en estas épocas, recetas ricas, versátiles y con ingredientes sencillos que podamos tener en casa.

Consejo: si no tienes vino, puedes utilizar un poco de cerveza, wiski, o simplemente obviarlo.

Otro consejo: si no tienes tomillo, va genial el romero, o el hongo que viene con laurel.

Otro consejo: este es un plato que necesita hervir con tranquilidad, por lo que es mejor hacerlo a fuego medio bajo.

  • Dificultad: fácil
  • Raciones: 2
Estofado de pollo

Ingredientes

  • 2 cuartos traseros de pollo
  • 2 patatas medianas
  • 2 zanahorias
  • 4 tomates medianos (1kl)
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • ¼ de taza de guisantes o alverjitas (use congelados)
  • ¼ de copa de vino blanco o tinto (opcional)
  • ½ cucharadita orégano
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración

  • Lavamos y Pelamos las zanahorias y las patatas
  • Cortamos en cuadrados las patatas y las zanahorias en rodajitas delgadas.
  • Con un cuchillo picamos finamente las cebollas y los ajos.
  • Sofreímos en un cazo con un poco de aceite.
  • Cuando las cebollas estén transparentes, agregamos el pollo y dejamos se rehoge un poco.
  • Agregamos el vino y dejamos se evapore unos minutos, mientras removemos lo que se pueda haber pegado en el fondo. (No valen quemados)
  • Agregamos el tomate.
  • Acto seguido añadimos las patatas y la zanahorias.
  • Si hiciera falta añadimos un poco de agua, hasta que esté un dedo por encima de la patatas.
  • Incorporamos el tomillo, la hoja de laurel, el orégano y un poco de sal.
  • Tapamos y dejamos hervir hasta que las patatas y las zanahorias estén cocidas.
  • En este momento añadimos los guisantes y retiramos del fuego. (si utilizas frescos hay agregarlos antes y dejarlos hervir hasta que estén listos)
  • Rectificamos la sal y la pimienta.
  • Servimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s