Panna Cotta de Queso Manchego y Membrillo.

Llevo pensando aventurarme con esta receta desde hace una temporada, exactamente desde el día en que salí de tapas y vinos con una amiga, y después de una increíble cata de diferentes vinos de Jerez, cerramos con un delicioso vino dulce y un panna cotta de queso bastante delicada. La experiencia, claro, me dejó con unas irresistibles ganas de visitar Jerez y probar a preparar mi propia versión de este postre.

Así que, después de unas cuantas pruebas, aquí me tienen compartiendo esta variante de una pana cotta de queso y membrillo, un postre bastante fino que nos recuerda al típico queso con membrillo que se suele consumir en diferentes zonas de España. Un postre perfecto para cerrar con broche de oro cualquier comida que nos animemos a preparar durante estos días en casa.

Consejo: es mejor prepararlo la vísperas para darle tiempo a cuajar.

Otro consejo: podemos poner pequeñas láminas de membrillo en el fondo del molde y agregarle encima la panna cotta aún caliente. Le dará una textura interesante.

  • Dificultad: fácil
  • Raciones: 5
Panna Cotta de queso manchego

Ingredientes

  • 500 ml de nata o crema de leche
  • 2 láminas de gelatina neutra o colapez (4gr)
  • 40 gr de azúcar
  • 70 gr de queso manchego curado
  • 20 gr de queso parmesano
  • 1/4 de cucharadita de vainilla
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 1 pizca de sal.
  • 250 gr de dulce de membrillo para acompañar.

Elaboración

  • Ponemos las láminas de gelatina en un bol con agua fría.
  • En un cazo ponemos a calentar la nata con el azúcar, la sal y la vainilla.
  • Una vez rompa a hervir, bajamos el fuego y añadimos los quesos rallados.
  • Removemos un par de minutos y retiramos del fuego.
  • Escurrimos las hojas de gelatina y las incorporamos en la nata, mezclamos hasta que se disuelvan bien en la panna cotta.
  • Ponemos en los moldes y llevamos al frigorífico hasta que cuajen. (Esto tardará unas cuatro horas como mínimo.)
  • Antes de servir, ponemos en la base de la panna cotta una lámina que cortaremos con ayuda de un molde.
  • Desmoldamos nuestra panna cotta en un plato. (El membrillo quedará en la base del postre)
  • Decoramos con trocitos de membrillo y una hoja de menta.
  • Servimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s