Tarta de Manzana sin Molde

Me encanto la idea de preparar estas  tartas de manzanas, sencillo y sin complicaciones y lo mejor ¡No necesitan moldes! Una idea fantástica, que nos simplifica su elaboración. Solucionando  el típico problema, de no tener las herramientas adecuadas para su preparación. Un caso muy abitual en diferentes hogares.

La elaboración es realmente sencilla, perfecta para acompañar con una bola de helado y disfrutar de un postre sincillo y delicioso que gustará a más de uno.

Consejo  es recomendable dejar una pequeña abertura en la parte alta para que pueda hervir.

Dificultad fácil

Raciones 6

Ingredientes

Para la masa

50 gr mantequilla

50 gr azúcar

160 harina

1 huevo

Para el relleno 

2 Manzanas granny Smith.

40 gr de azúcar moreno

1 cucharada de canela

120 ml de nata o crema de leche fría.

6 cucharaditas de mantequilla

1 1/2 cucharadita de limón

1 1/2 cucharadita de vinagre blanco

1 pizca de sal

Preparación

Para la masa

Mezclamos el azúcar con la mantequilla, hasta obtener una crema homogenea.

Incorporamos el huevo y mezclamos.

Añadimos la harina tamizada, procurando trabajar la masa lo menos posible.

Envolvemos en papel film y llevamos al frío por una hora.

Para el relleno

Empezamos haciendo una crema agria.

Batir la nata con la cucharadita y media de zumo de limón.

Cuando comience a tomar cuerpo, le agregamos el vinagre y la sal.

Batimos hasta conseguir una crema espesa.

Agregamos dos cucharadas de azúcar moreno.

Tapamos y reservamos en el frío.

Por otro lado, pelamos y cortamos las manzanas en cuadrados, ponemos en un bol.

A las manzanas les añadimos el azúcar y la canela, removemos.

Montaje

Precalentamos el horno a 170°

Cortamos la masa en seis trozos iguales.

Estiramos intentando hacerlas en forma  de círculo.

Ponemos un poco de la crema agria en la base y unas Manzanas por encima.

Cubrimos con media cucharadita de mantequilla.

Cerramos, juntando los lados por encima sin llegar a cerrar por completo las tartas.

Pintamos con un poco de huevo batido

Le expolvoreamos un poco de azúcar por encima.

Llevamos al horno por unos veinte minutos o hasta que la masa esté dorada.

Servimos tibio o frío

Acompañalo con un poco de helado ¡Te encantara!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s