Sopa Avgolemono

Siempre, me ha parecido interesante  descubrir que se suele cocinar en diferentes partes del mundo, probar sabores nuevos, aprender recetas diferentes. Motivo por el que la gastronomía Griega es una gran curiosidad para mi, es un punto de encuentro entre occidente y oriente medio ¡una combinación de lo más interesante!  Podemos ver la cocina mediterránea con grandes influencias Turcas.  Por lo que al encontrar esta sopa en un antiguo libro de cocina Griega, me puse manos a la obra.

El resultado? una sopa de sabor intenso, donde el gran protagonista es el limón. Se suele servir en diferentes estaciones ya que se puede tomar caliente o frío,

Consejo aunque se suele utilizar caldo de pollo, el caldo de pescado o fumet Le pueden ir genial a esta receta.

Otro consejo  el limón de Sur y Centro América es más fuerte, por lo que sería mejor usar lo que se llama lima o agregarle menos limón

Dificultad media

Raciones 4

Ingredientes:

1 lt de caldo de pollo

80 gr de pasta estilo orzo

4 yemas de huevo

El zumo de dos limones

1/2 cucharadita de mostaza Dijon

Sal al gusto

Pimienta

Para el caldo

1/2 kl de carcasas de pollo

1 puerro

1 zanahoria

1 cebolla

1 diente de ajo

1 hoja de laurel

Tomillo (opcional)

Preparación

Para el caldo de pollo

Ponemos las carcasas con un litro y cuarto de agua aproximadamente.

Llevamos a fuego medio o bajo.

Lavamos y cortamos las verduras en trozos grandes.

Añadimos al caldo, junto con el laurel, el ajo y el tomillo.

Dejamos cocinar a fuego medio bajo. El truco para que nos quede un caldo claro y limpio, es que no llegue a hervir a borbotones, si no lentamente que a penas se note.

Dejamos hervir unos treinta minutos, pasamos por un chino o un colador.

Reservamos el caldo.

Para la sopa avgolemono

Ponemos a hervir el caldo con un poco de sal.

Una ves esta hirviendo, agregamos la pasta orzo o el arroz, dejamos cocinar.

Por otro lado, batimos las yemas de huevo con el limón y la mostaza.

Agregamos a los huevos la mitad del caldo caliente mientras batimos, hay que hacerlo despacio sin dejar de batir, para que el calor no cocine las yemas y estas hagan grumos.

Ponemos las yemas en el cazo y removemos, llevamos a fuego muy bajito y seguimos removiendo por unos ocho minutos aproximadamente, no debe volver a hervir para evitar grumos en la sopa.

Servimos caliento o frío

¡Podemos decorar con unas rodajas de limón!

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s