Panecillos con Poolish de Yogur

Crear pan en casa no está fuera de nuestro de alcance, es más fácil de lo que parece. Solo necesitamos una balanza, un horno y ponernos manos a la obra.

Estos pequeños panecillos, tienen una textura suave y delicada. Perfecta para acompañarlos con todo tipo de sabores suaves, como mantequilla, queso fresco, jamón o mermelada.

Esta receta la aprendí del libro PAN, por Xavier Barriga. Un lindo libro, excelente para empezar a elaborar nuestro propio pan de una forma sencilla y cercana.

 

Dificultad: Fácil

Raciones: 30 panecillos

 

Ingredientes:

Para el pan:

500 gr de harina de fuerza

6 gr de sal

225 ml de agua

5 gr de levadura

200 gr de poolish de yogur

Para el poolish de yogur

100 gr de harina de fuerza

100 gr de yogur natural

5 gr de levadura fresca

60 ml de agua.

 

Preparación:

 

Poolish de yogur

Mezclamos el agua con la levadura hasta que se disuelva por completo.

Añadimos el yogur y removemos.

Incorporamos la harina, mezclamos hasta obtener una pasta homogénea.

Tapamos con papel film y dejamos reposar tres horas o en su defecto, lo dejamos en el frío durante la noche.

El Pan:

En un bol o en una batidora con el gancho, mezclamos la harina previamente cernida, con el agua y la sal.

Incorporamos el poolish de yogur, seguimos amasando.

En el momento que comience a querer despegarse del bol o la batidora, agregamos la levadura que desmenuzamos previamente.

Seguimos amasando, hasta obtener una masa homogénea.

Dejamos reposar, sobre una superficie enharinada, cubriendo la masa con un paño húmedo, por unos quince minutos.

Con un cuchillo o espátula, cortamos piezas de treinta gramos cada una.

Hacemos pequeñas bolitas, tirando la masa y metiéndola por la parte inferior. Esto ayudará a dar un buen acabado.

Las ponemos en una bandeja de horno con papel sulfurizado, dejando suficiente espacio entre ellas, ya que aumentarán su volumen.

Tapamos con un paño húmedo y dejamos reposar por una hora y media.

El horneado:

Precalentamos el horno a 250º, con una bandeja en la parte inferior y un poco de agua, esto ayudará a crear humedad dentro.

Con unas tijeras, hacemos un corte inclinado en la superficie del pan.

Antes de meterlos al horno, los mojamos con ayuda de un pulverizador.

Horneamos por unos doce minutos o hasta que tengan un lindo color dorado.

¡Ya tenemos nuestro propio pan casero!

 

 

 

 

 

,

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s